Cirugía plástica reconstructiva mamaria

Actualmente en las unidades de patología mamaria se considera que el tratamiento no es completo hasta que la paciente no tiene una mama reconstruida satisfactoriamente. Con los estándares de calidad existentes en la cirugía plástica reconstructiva mamaria resulta poco aceptable que pacientes al finalizar el tratamiento oncológico, no se encuentren razonablemente satisfechas con su imagen corporal.

La reconstrucción mamaria es necesaria por diferentes motivos:
• Mamas representan la feminidad.
• Afectación psicológica por mutilación.
• Alteración imagen corporal.
• Depresión y aislamiento social.
• Pérdida de interés sexualidad.
• Presencia permanente de la enfermedad.
• Bienestar y calidad de vida.

La reconstrucción mamaria cuando se realiza como consecuencia de los tratamientos de cáncer, un 40% aproximadamente  requiere mastectomía y cada vez son más las jóvenes que se someten a una reconstrucción mamaria por este motivo.
Son varios los objetivos que se persiguen cuando alguien se somete a una reconstrucción mamaria:

• Obtener volumen y forma similar a mama opuesta
• Recuperar la imagen corporal y mejorar la calidad de vida

Por ello la reconstrucción mamaria forma parte del tratamiento integral del cáncer de mama así como del proceso de rehabilitación postmastectomía, siendo el requisito básico es el deseo expreso de la paciente para la reconstrucción. El cirujano debe dar toda la información para lograr una buena elección.

OPCIONES DE RECONSTRUCCIÓN MAMARIA

Disponemos de diferentes soluciones para reconstruir la mama. Es importante saber que una reconstrucción tras una mastectomía es uno de los retos quirúrgicos más satisfactorios en la actualidad en cirugía plástica reconstructiva ya que las nuevas técnicas posibilitan al cirujano plástico crear una mama que se acerca mucho en forma y apariencia a la mama normal.
Las variables a tener en cuenta ante una reconstrucción de las mamas son la técnica de mastectomía empleada, el pronóstico de la enfermedad y conocer los deseos de cada paciente.
Podemos encontrarnos a la hora de planificar una reconstrucción con que sea necesario realizarla de inmediato o con la posibilidad de que sea mas adecuada una reconstrucción diferida.

La reconstrucción inmediata es la que se realiza en el mismo momento de la mastectomía y tendremos como ventaja que el tratamiento se verá acortado en tiempo ya que hay menos procedimientos y también suele lograr mejores resultados.
Además en la reconstrucción inmediata el impacto psicológico en las pacientes es menor ya que no se percibe la ausencia de mama. La reconstrucción inmediata también hay que tener en cuenta que presenta algunos inconvenientes, como que puede haber mayor incidencia de complicaciones y el tiempo quirúrgico es mayor.
Sí se realiza una reconstrucción con prótesis conseguiremos que ésta aporte el volumen perdido. Esta opción requiere que una vez realizada la mastectomía dispongamos de piel en cantidad y calidad suficiente, preservando los músculos pectoral mayor y serrato para cubrir bien el implante.
Recurriremos a la reconstrucción con expansor y prótesis en los casos que exista un déficit de piel pero la disponible sea de buena calidad (para permitir su distensión).

La reconstrucción autóloga también se puede realizar con el abdomen, que aporta tejidos en gran cantidad y calidad, no necesita prótesis y es posiblemente la que más  se acerca a la reconstrucción ideal.
Si no es posible realizar la reconstrucción inmediata, se recurre a la diferida cuando piel de la mastectomía ya ha cicatrizado. En este caso será necesario aportar piel, lo cual se puede lograr por medio de expansores siempre que la piel lo permita y luego recambiarlo por una prótesis definitiva. En aquellos  casos en los que la piel se encuentre dañada (por ejemplo por los efectos de la radioterápia) será necesario aportar tejidos sanos bien de la espalda (músculo dorsal ancho) o bién del abdomen.

MASTECTOMIA PREVENTIVA EN MUJERES CON ELEVADO RIESGO DE CÁNCER .

Los antecedentes familiares y geneticos de ciertas mujeres pueden hacer que tengan un elevado riesgo de desarrollar cáncer de mama a lo largo de su vida. En estas pacientes puede estar indicado realizar una mastectomía preventiva y reconstrucción inmediata por medio de implantes. Este tratamiento al eliminar la práctica totalidad del tejido mamario reduce en más de un 90 % la posibilidad de que se desarrolle un cáncer mamario. Sin embargo será imprescindible realizar una rigurosa selección de las pacientes que podrian beneficiarse de realizar este tratamiento (estudio genético y clinico).